dijous, 26 de febrer de 2009

Vandalismo


Cuanta energía acumulada emerge a veces sin control. Para destrozar este banco se habrá necesitado mucho tiempo, mucha energía y mucha fuerza bruta. Ocurrió en octubre del 08 y al cabo de un tiempo las piezas del banco quedaron atadas con tira de plástico, alguien del ayuntamiento las ataría, y así han permanecido durante meses. Por fin se lo llevaron. Un banco menos. En estos bancos siempre se organizan tertulias de jóvenes, se encuentran las parejas, o almuerzan los paletas. Están en un lugar tranquilo, a la sombra de los árboles que nosotros odiamos porque nos han tapado el mar.
Cruzando la calle y pasando por este puente se llega al mar.